Las vacunas Covid 19, ¿no merecían el Premio Nobel?

0
67
Autor: Royal Karolinska Institute
Autor: Royal Karolinska Institute

Estamos en época de anuncios de los legendarios premios Nobel. El de Física se ha otorgado a investigadores en sistemas complejos, fenómenos de diversa magnitud en los que intervienen infinidad de variables y patrones, desde átomos hasta el Universo, pasando por el cambio climático y pandemias. En México, la UNAM tiene un Centro de Ciencias de la Complejidad. Los galardonados 2021 son Syukuro Manabe, de la Universidad de Princeton, EU; Klaus Hasselman, del Instituto Max Planck de Meteorología, de Hamburgo, Alemania y a la Universidad Giorgio Parisi Sapienza, de Roma, Italia.

El Nobel de Química se otorga este año a Benjamin List, del Instituto Max Planck, de Alemania, y David MacMilan, de la Universidad de Princeton, EU, por las herramientas químicas que desarrollaron (organocatálisis) para construir moléculas (la proteína de la espiga del coronavirus es una molécula factible de construirse en laboratorio, por ejemplo).

Los dineros de la herencia de don Alfredo Nobel, patentador de la dinamita, para Fisiología o Medicina este 2021 son para David Julius de la Universidad de California, y Ardem Patapoutian, de Scripps Research, La Jolla, California, por su descubrimiento de los receptores celulares del tejido nervioso de la piel que nos permiten identificar la temperatura y la presión con el tacto. Como sabemos, la manera en que detectamos el mundo que nos rodea es por la intermediación de nuestros sentidos, sin ellos, no hay mundo. Es importante descubrir cómo funciona esa detección fundamental.

El Nobel de Literatura, el cuarto premio nombrado en el testamento de Don Alfredo, se otorgó al escritor de novelas, Abdulrazak Gurnah, quien ha escrito sobre los efectos del colonialismo, particularmente del Imperio Británico y sus conquistas en territorios del océano índico. Es curioso que la página Web de las preseas Nobel tiene una aplicación tipo encuesta, donde se ve que el 95 % de los visitantes ha leído nada de Gurnah (me incluyo).

El Nobel de la Paz no deja de ser controvertido, como el otorgado a Henry Kissinger y Le Duc Tho, quienes firmaron el fin de la guerra de Vietnam, o al expresidente Barak Obama “por sus extraordinarios esfuerzos por consolidar la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos”. Como diría mi profesor López Narváez: “no califico esfuerzos, califico resultados”. Este 2021 el Nobel de la Paz es una vez más controvertido, se otorga por los esfuerzos de salvaguardar ese gelatinoso concepto de “libertad de expresión”, frente al enemigo favorito de occidente, Rusia, para Dimitry Muratov, y para la combatiente ante la dictadura filipina, María Ressa.

El de Economía es un premio establecido por el propio banco que administra la herencia del dinamitero Alfredo Nobel, el Sveriges Riksbank (Banco Central de Suecia). Aún se desconoce a quién se otorga este año el galardón.

¿Y el Nobel de matemáticas? No existe. Cuenta la leyenda que un matemático le robó la novia a Alfredo Nobel y en su lecho de muerte espetó “ni un centavo de mi herencia para los matemáticos”. Cierto o no, el hecho es que tal premio no existe.

A mi juicio, el Premio Nobel ha cobrado arraigo, buena prensa. Pero no puede eludir la crítica de que se trata de los dineros de una empresa que fabrica explosivos, de un par de países occidentales, Suecia y Noruega, con intereses geopolíticos. Por décadas no hubo premios Nobel a científicos soviéticos, en cambio a nazis sí. No se diga su inequidad con las mujeres, destacadamente las injusticias a Lise Meitner, por la fisión del átomo; a Rosalind Elsie Franklin, por la estructura helicoidal del ADN a través de cristalografía de rayos X, y los pulsares de Jocelyn Bell.

Mi gran pregunta, ¿no merecían las vacunas contra el Covid 19 el Nobel de Fisiología o Medicina, o de Química, particularmente las basadas en ARN mensajero? ¿No fue una proeza histórica desarrollarlas en meses y haber salvado tantas vidas en el mundo?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.