No te dejes engañar por la falacias

0
341

Una falacia es un argumento que a primera vista parece ser verdadero, pero una vez que se analiza se descubre su falsedad. Las falacias se escabullen en los discursos y sirven para tratar de justificar necedades y sinsentidos y aunque identificarlas pueda ser entretenido -amén de causar muchos corajes-, el hecho de que un individuo caiga en ellas no le quita automáticamente la razón. Aquí hay ejemplos de algunas que cometemos continuamente:

La falacia del falso motivo nos indica que a partir de la coincidencia entre dos fenómenos se establece, sin comprobación alguna, que uno es la causa y el otro el efecto.

Un ejemplo puede ser la siguiente aseveración “Estuve enfermo de gripa, me tomé un remedio homeopático y a la semana me curé”. La conclusión que se desprende es que fue la medicina la que causó el mejoramiento, pero no se está tomando en cuenta que cualquier gripe se cura, en promedio, en siete días. Así que la asociación causa-efecto es errónea, y se le atribuyen a los medicamentos homeopáticos acciones que en realidad no realizaron. Esta falacia es difícil de detectar, y todavía más complejo evitarla, sólo desarrollando nuestro pensamiento crítico podemos comenzar a eludirla.

Otra falacia es la del razonamiento circular. En ésta se toma como premisa del argumento la conclusión que se pretende probar. Dentro de la aseveración “La biblia fue escrita por un dios, entonces todo lo expuesto en ella es verdadero, pero ¿cómo sabemos que es cierto que un dios la escribió? Porque el libro sagrado lo dice y todo lo que contiene es verdad”, se intenta justificar la oración utilizando lo mismo que se trata de demostrar, aunque lo único que concluye sea un absurdo.

Por último una falacia que puede ser cómica es la de ambigüedad, que sucede cuando dentro de un razonamiento una palabra cambia su significado literal. Por ejemplo, tenemos las premisas “Romeo ama a Julieta” y “Julieta es una nombre de siete letras”, entonces la falacia nos llevaría a concluir que “Romeo ama a un nombre de siete letras”, por más que Julieta sea la mujer más interesante del mundo. Utilizando este mismo tren de pensamiento, los invito a que descubran la falaz conclusión basados en estas premisas:

A- Rigo Tovar es ciego
B- Ciego es el amor.
C- ?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.