Cinco datos importantes para entender el SARS-COV2

1
446
Coronavirus SARS-CoV2 Covid-19

En las vísperas de año nuevo, el 31 de diciembre del 2019, las oficinas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China recibían el informe de nuevos casos sobre una neumonía de origen desconocido, es decir, el agente causal no había podido ser identificado. Estos primeros casos fueron detectados en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei y aparentemente algunos de los pacientes tenían en común ser distribuidores o vendedores en el mercado de “Huanan Seafood Wholesale Market [1].

A partir de ahí, se desarrolló lo que hoy todos viven como una de las más desastrosas pandemias -por lo menos en lo que va del s. XXI-, ocasionada por un virus con una alta infectividad, que hasta el último día de abril, ha cobrado ya la vida de más de 200 mil personas, y se estima un promedio de casi 3 millones de infectados confirmados en 185 países [2].

Las medidas que se han tomado a nivel mundial no tienen precedentes, sin embargo, el distanciamiento físico como no saludar de mano, tener por lo menos 1.5 m de distancia una persona de otra, resguardarse en casa y salir cuando sea estrictamente necesario, proteger a las poblaciones vulnerables, etc., tienen un por qué, sin embargo, comencemos por el principio.

¿Qué es un coronavirus?

Lo primero que debemos de saber es qué es un virus, y la forma más fácil es describirlos es como “agentes submicroscópicos”, que son parásitos de células, es decir, necesitan forzosamente la maquinaria intracelular para poder replicarse y la información necesaria para crear nuevos virus está contenida en las moléculas de ADN o ARN que llevan dentro [3].

Un coronavirus (CoV) es un tipo de virus perteneciente a la familia Coronaviridae que miden entre 8 a 20 nm y están compuestos por una cadena única de ARN. Su nombre característico es debido a las proteínas que lo rodean y que dan la singular apariencia de una corona de un Rey, y sola solamente es posible distinguir a través de un microscopio electrónico.

Comparación de coronavirus y una fotografía de la corona solar. partes de un coronavirus.
Superior: Comparación de coronavirus y una fotografía de la corona solar. Crédito imágen izquierda: Public Health Image Library, CDC imagen derecha: NASA/Aubrey Gemignani
Inferior: partes de un coronavirus. Crédito Public Health Image Library, CDC

Los coronavirus humanos -porque cabe resaltar que afectan también otras especies de animales-, fueron identificados desde mediados de los años 60 y hasta la fecha son siete tipos los que han sido descritos (ver Tabla 1), partiendo desde los que causan un resfriado común (OC43 y 229E) hasta los que en últimas décadas ocasionaron una serie de diversos brotes de enfermedades mucho más graves (SARS y MERS por sus siglas en inglés).

¿Y el nuevo SARS-CoV-2?

Imagen de microscopio electrónico muestra al SARS-CoV-2
Imagen de microscopio electrónico muestra al SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19. aislado de un paciente. Imagen capturada y coloreada en los Laboratorios Rocky Mountain (RML) del NIAID en Hamilton, Montana. Crédito: NIAID

El nuevo agente patológico, es un coronavirus al cual se le denominó SARS-CoV2 que está ocasionando la enfermedad COVID-19. Hasta la fecha, se ha determinado que su árbol filogenético (su origen) ha tenido intermediarios animales como el murciélago y el pangolín [4] , [5], esto, aunque pareciera información no relevante, es crucial para los científicos, ya que tiene como fin poder desarrollar estrategias terapéuticas que nos puedan ayudar a frenar esta enfermedad [6].


Tipos de coronavirus que infectan a humanos y sus características 

Virus Información Tipo de enfermedad 
SARS-CoV Beta coronavirus Identificado en el 2003 en la provincia de Guangdong, China, fue una epidemia que afectó a 26 países y resultó en más de 8000 casos reportados, su transmisión es de persona a persona. Virus que ocasiona el “síndrome respiratorio agudo grave” (SARS, por sus siglas en inglés). 
MERS-CoV Beta coronavirus Fue identificado en el 2012 en Arabia Saudita, lleva afectando 27 países y aunque su transmisión al parecer es de animal – persona (especialmente de dromedarios), y aunque no se transmite fácilmente, también puede generar por transmisión persona – persona  Este virus ocasiona el “síndrome respiratorio de Oriente Medio” (MERS, por sus siglas en inglés), 
HKU1 Beta coronavirus Descrito por primera vez en enero del 2005 en un paciente en Hong Kong, que habían viajado recientemente a la región de Shenzhen, China.  Estos cuatro coronavirus tienen una distribución a nivel mundial y en general causan enfermedades de las vías respiratorias de leves a moderadas. 
NL63 Alfa coronavirus Reportado por primera vez en Países Bajos en el 2004 en un niño de 7 meses de edad que había sido hospitalizado por bronquiolitis, conjuntivitis y fiebre. 
OC43 Beta coronavirus Ambos virus fueron aislados en 1967 en voluntarios con diagnóstico de resfriado común en Salisbury, Reino Unido. Son los responsables del 10 al 30% de todos los resfriados comunes en invierno y primavera.  
229E Alfa coronavirus 
 
Tabla 1

¿Qué es la enfermedad?

La forma sencilla de describirla es conociendo los síntomas que se pueden llegar a presentar, por ejemplo:

  1. Los síntomas comunes a muchas otras enfermedades de las vías respiratorias que suelen ser leves y aparecen de forma gradual son:
    1. Fiebre
    2. Tos seca
    3. Cansancio y/o dolor muscular
  1. El principal síntoma de gravedad es cuando se suman:
    1. Falta de aire o dificultad respiratoria, ya que podría implicar que el manejo médico termine siendo lo que conocemos como apoyo mecánico ventilatorio, es decir, que la persona al no poder respirar bien necesitará ser conectado a un ventilador para ayudarlo a respirar, debido entre otras cosas a la respuesta inflamatoria que se genera en los alvéolos de los pulmones. [7] , [8]

¿Quiénes son las personas que pueden presentar mayor riesgo de desarrollar síntomas graves del COVID-19?

Toda persona que tienen un sistema inmunológico comprometido, por ejemplo, adultos mayores de 60 años, ya que la edad va disminuyendo la respuesta de nuestro sistema inmune. También personas con enfermedades crónicas como diabéticos, hipertensos, obesos, asmáticos, etc., o con sistemas inmune debilitados como pacientes con VIH, cáncer o enfermedades autoinmunes (debido a que en ambos el sistema inmune ha estado hiperactivado o desgastado por años, y por lo tanto la posibilidad de infección es enorme). [9]

Medidas de prevención

Las mejores medidas para evitar contagiarse o contagiar a los demás es conociendo la forma en cómo se propaga el virus. Hasta la fecha, existen dos maneras en que se transmite.

Imagen de un estornudo en progreso,
Imagen de un estornudo en progreso, se revela la columna de gotas salivales a medida que son expulsadas en una gran matriz en forma de cono de la boca abierta de la persona. Las gotas más grandes se depositan rápidamente a una distancia de 1 a 2 m del individuo. Las gotas más pequeñas y de evaporación quedan atrapadas en la nube turbulenta, permanecen suspendidas y, en el transcurso de segundos a unos pocos minutos, pueden recorrer las dimensiones de una habitación y aterrizar hasta 6 a 8 m de distancia. Crédito Public Health Image Library, CDC
  1. De persona a persona: por el contacto con fluidos de alguien infectado (principalmente saliva) procedente de la nariz o la boca que salen cuando exhala, tose o estornuda.
  2. El otro mecanismo es por el contacto con objetos y superficies que tengan micro gotas depositadas por personas infectadas y que posteriormente nos llevemos a los ojos, nariz o boca las manos sin habérnoslas lavado previamente. De hecho, aunque este mecanismo sea menos eficiente para el virus, es igual de importante para nosotros porque, por ejemplo, un estudio realizado en Australia demostró que las personas se tocan la cara unas 23 veces por hora (aproximadamente 553 veces al día) y el 44% fue en alguna superficie mucosa (ojos, nariz y boca), sería prudente concientizarnos respecto a este hábito. [10]

Aunque suene simple, por esto es necesario acatar las medidas de distanciamiento físico para evitar en la medida de lo posible interactuar con las gotas de personas infectadas y promover un constante lavado de manos con agua, jabón o alcohol al 60% en gel y desinfección de superficies y objetos de uso diario. [11]

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.