Colibrí, un telescopio robótico que capta rayos gamma

0
259
Observatporio de Rayos Gama
Imagen: ESO/L. Calçada

La UNAM inició la construcción de Colibrí, un telescopio robótico que permitirá captar rayos gamma.

Los rayos gamma (γ) es un tipo de radiación electromagnética, de alta energía, muy común en fenómenos astrofísicos observados en galaxias, ubicadas a miles de millones de años luz de distancia. Sus destellos duran milisegundos, lo cual dificulta el uso de grandes telescopios para su observación.

Por tal razón, la UNAM, a través del Instituto de Astronomía, el Conacyt, la colaboración con la Universidad Aix-Marseille, el Centro Nacional de la Investigación Científica (CNRS) y el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) de Francia, iniciaron la construcción de Colibrí (Catching Optical Light and Infrared Bright Transients), es decir, el Detector Óptico e Infrarrojo de Transientes Brillantes, un telescopio robótico óptico de 1.3 metros de diámetro, que estará en el Observatorio Astronómico Nacional en San Pedro Mártir, Baja California.

Una vez concluido, en el 2021, Colibrí tendrá la capacidad de enfocar en un tiempo inferior a 30 segundos el área a observar. Para tal acción, recibirá instrucciones del telescopio espacial SVOM (Space Variable Objects Monitor o Monitor Espacial de Objetos Variables), que priorizará las zonas de observación.

SVOM es un proyecto en desarrollo por parte de la Administración Nacional del Espacio de China y la Agencia Espacial de Francia. Con una inversión de alrededor de tres millones de euros, de los cuales México contribuye con el 20 por ciento, nuestro país tendrá acceso al 40 por ciento del uso de tiempo del telescopio.

Colibrí podrá activarse con prontitud para atender alertas de ondas gravitacionales y detectores de neutrinos. Con un telescopio similar en China, el proyecto que estará activo 24 horas al día para detectar objetos transneptunianos lejanos, además de buscar en fuentes astrofísicas el origen de las ondas gravitacionales observadas y los neutrinos de alta energía, e intentar conocer cuándo se formaron las primeras estrellas y galaxias.

 

Fuentes:

https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2018_336.html

https://colibri.lam.fr/

https://www.unamglobal.unam.mx/?p=39447

https://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/universo/17820-gft-telescopio-oan-unam